Condón femenino PDF Imprimir E-mail

¿Qué es el condón femenino?
Es un método anticonceptivo de barrera que, además de ayudar a prevenir un embarazo, contribuye a la prevención del VIH y otras infecciones de transmisión sexual.

¿Cómo es el condón femenino?

Es una funda blanda pero resistente hecha de poliuretano transparente, con dos anillos de plástico, uno en cada extremo. El anillo del extremo cerrado debido a su tamaño más pequeño, se usa para facilitar la inserción y mantener el condón pegado al cuello uterino, el del extremo abierto es más ancho y permanece fuera de la vagina, cubriendo los genitales externos de la mujer y la base del pene.

Material:
Está fabricado de un material mucho más resistente que el del condón masculino, pero al igual que éste, sólo se puede usar una vez.
El tamaño del condón femenino es mucho más grande que el condón masculino.
Lubricación:
El condón femenino está cubierto por dentro de lubricante, para facilitar la penetración.

¿Cómo actúa para prevenir un embarazo?
Evita que el semen entre en contacto con la vagina e impide el paso de los espermatozoides, además de que no permite el paso de otros microorganismos.

¿Qué tan seguro es?
El condón tiene una efectividad entre 79% y 98%, esto depende de la frecuencia y uso correcto del método.

¿A quiénes se recomienda el uso del condón femenino?

A todas las mujeres con vida sexual activa y que planean:

  • Prevenir  un embarazo
  • Protegerse de las infecciones de  transmisión sexual incluido el VIH
  • Tener un apoyo extra que refuerce el uso de algún otro método anticonceptivo para brindar mayor protección.
  • Tener relaciones sexuales esporádicas  y
  • Cuando hay intolerancia a otros métodos

¿Cuál es el uso correcto del condón femenino?

Tomando en cuenta las siguientes indicaciones:

  • Verificar que la fecha de manufactura o fabricación no sea mayor de 5 años.
  • Leer cuidadosamente las instrucciones para su colocación antes del coito.
  • Lavarse cuidadosamente las manos con agua y jabón.
  • Estar en una posición cómoda para la colocación, puede ser sentada o acostada con las rodillas separadas o parada apoyando un pie sobre un objeto a una altura aproximada de 60 cm.
  • Sacar el condón de su envoltura cuidadosamente. Tomar el extremo cerrado del condón con los dedos índice medio y pulgar, aplastando el anillo como si se formara un “8” para poder insertarlo en la vagina.
  • Asegurarse que el anillo interno del condón quede colocado a una profundidad de aproximadamente 5 cm dentro de la vagina
  • El extremo abierto del condón debe quedar por fuera de la vagina, cubriendo los genitales externos (vulva).
  • El condón femenino se puede colocar hasta 8 horas antes de tener una relación sexual.
  • La protección anticonceptiva es inmediata.
  • Debe quitarse inmediatamente después de la relación sexual, tomando el aro externo teniendo cuidado de no derramar el semen, girar tres veces y jalarlo hacia a fuera.
  • Envolver el condón en papel higiénico y tirarlo a la basura, nunca a la taza del baño.

¿En que situaciones NO se debe usar un condón?

  • Si el paquete está roto
  • Si el condón está seco o quebradizo
  • Si el condón está pegajoso
  • Si la fecha de fabricación es mayor de 5 años
  • Si no se sabe usar correctamente

¿Qué se debe recordar para el uso del condón femenino?

  • Debe usarse sólo una vez (uno por cada relación sexual).
  • No usar condones viejos o dañados.
  • Puede utilizarse junto con algún espermicida para aumentar su efectividad.
  • Si se emplean lubricantes, sólo deben  usarse los solubles en agua, nunca en aceite, para evitar la pérdida de efectividad.
  • Los condones deben guardarse en un lugar oscuro y a temperatura ambiente.
  • Puede utilizarse como refuerzo con algún otro método anticonceptivo para prevenir un embarazo y alguna infección de transmisión sexual.
  • Nunca usar dos condones a la vez (el masculino y el femenino) en la misma relación sexual ya que la fricción entre ellos puede ocasionar la ruptura de alguno de éstos.

¿Qué se debe hacer si hay una ruptura del condón?
Es importante que la pareja esté pendiente de situaciones que le pueden ayudar a prevenir un embarazo o atender oportunamente una posible infección.

  1. Para reducir el riesgo de embarazo, acudir con el médico antes de las 72 horas para valorar la posibilidad de usar la pastilla de emergencia. Es importante NO automedicarse
  2. Si la persona no está segura de que su pareja está libre de alguna infección de transmisión sexual o fue un encuentro casual, debe estar pendiente de los síntomas (comezón, dolor o ardor al orinar, sensación de orinar constantemente) o signos (aparición de granos o úlceras que pueden o no causar dolor, secreción uretral o vaginal escasa, moderada o de color blanco, amarillento-verdoso con mal olor  ) que se pudieran presentar en los siguientes días y acudir ambos lo más pronto posible para recibir atención médica adecuada. Continuar con el tratamiento indicado por el médico y llevarlo a cabo de manera adecuada aún cuando los signos y síntomas ya no sean notorios.
  3. Para descartar si se ha adquirido el VIH es necesario esperar tres meses para realizar la prueba de Elisa
  4. El lavado de pene y vagina u orinar después de la relación sexual puede ayudar a que no se generen bacterias que pudieran ocasionar molestias, o una infección de vías urinarias pero NO disminuye el riesgo de adquirir una infección de transmisión sexual.
  5. El uso de espermicidas previo a la relación sexual ayudará a prevenir un embarazo, pero NO protege de las infecciones de transmisión sexual.

Tags: Condón femenino